Puente Angostura, Ciudad Bolivar, Foto de Armando Caicedo

miércoles, 2 de febrero de 2011

Los niños de ayer hoy lamentan lo sucedido


Quiero dedicarle, un artículo más al pueblo El Paraíso (De Panamá), muchos de los niños del ayer, que hoy por hoy son hombre y mujeres, ven con tristeza como el pueblo que los vio nacer y crecer, cambio de la noche a la mañana, y no puedo opinar mucho, pero lo que he leído, fue por unos cuantos $.  Leí muchos de los comentarios de los habitantes de ese pueblo, los cuales decían que ojala las personas que hicieron eso puedan dormir en paz.

De mi parte, las esperanzas son las últimas que se pierden, que les sugiero, por sus hijos y por todas las personas que vayan a ser parte de tú descendencia, marquen la pauta y en honor a esos arboles que los vieron crecer, siembren nuevamente, tal vez no en el mismo lugar, pero por cada árbol que cayó, siembren nuevamente uno, tal vez muchos de ustedes no logren verlos con ese tamaño, pero será su herencia para sus descendientes. Es fácil destruir muy difícil reconstruir y cuidar.