Puente Angostura, Ciudad Bolivar, Foto de Armando Caicedo

lunes, 21 de febrero de 2011

El medio ambiente


La sed de codicia, ha desmembrado el equilibrio natural de todos los seres vivos  que habitan el planeta, ocasionando fenómenos atmosféricos, traducidos en desastres naturales, sumados a los problemas de carácter ambiental que afectan al mundo tales como: crisis energética, contaminación de las aguas, degradación de los suelos, deforestación, problemas demográficos, todas creadas en gran parte por la intervención directa o indirecta del hombre, en todo el ecosistema. Otro de los principales flagelos que sufre el medio ambiente, es el mal trato de la flora y la fauna, e inclusive llegar al punto de la extinción de especies, que un día habitaron nuestro mundo, lo que lleva a la pérdida de la diversidad biológica.    
 El progreso ¿cuál es el costo? Debemos formular esta interrogante y colocar en una balanza los aspectos positivos y negativos, que acarrean esta gran responsabilidad y pensar cuál es el mañana que les espera a futuras generaciones?. El impacto ambiental, causado en el presente, repercutirá de manera significativa en el futuro, es por esto que debemos tomar medidas  individuales y colectivas,   para lograr un cambio cultural y estructural en una  sociedad depredadora, en donde resulta más lucrativo destruir el planeta, que preservarlo. Debemos reconocer la labor de entes gubernamentales de distintos países del mundo, que se han sumado a esta causa, pero aún no es suficiente, pero tampoco es tarde para tomar medidas que contribuyan a la preservación, cuidado y protección del medio ambiente.
Generalmente las personas al referirse al término ambiente,  lo consideran como aquello que nos rodea en la naturaleza y con lo cual interactuamos. Si tenemos en cuenta, que somos además, la especie que más lo deteriora de forma responsable o irresponsable, esta definición posee entonces una significativa importancia,  para entender el papel y los elementos que lo componen y sus interrelaciones. En el ambiente, interactúan componentes vivos, no vivos, sociales. A los no vivos, se le denomina abióticos y a los elementos vivos bióticos, los cuales están formados  por comunidades diversas que hacen vida en nuestro planeta. Es por esto, que la complejidad del ambiente y su continuidad permite que interactúen lo abiótico, lo biótico y los social.    

Elaborado por: Pedro Albornoz
Estudiante de 3er semestre de Gestión Ambiental UBV “Aldea Caura”