Puente Angostura, Ciudad Bolivar, Foto de Armando Caicedo

viernes, 7 de enero de 2011

Un artículo importante: Para reflexionar.


No hemos heredado el planeta de nuestros padres, sino que se lo cogemos prestado a nuestros hijos". Este fue uno de los mensajes que la primatóloga británica Jane Goodall quiso transmitir a un grupo de escolares de 37 nacionalidades diferentes, con los que habló este lunes en el Parlamento Europeo sobre medio ambiente, biodiversidad y, cómo no, sobre chimpancés. Tuvimos oportunidad de hablar con ella y plantearle algunas de las preguntas que nos enviaron los internautas a través de Facebook.
Doctora Goodall, no ha venido al PE para dirigirse a los eurodiputados, sino a una audiencia muy diferente... ¿y quizá también más interesante para usted?

En efecto, me voy a dirigir a jóvenes, niños de lugares muy diferentes. Por supuesto, también es importante dirigirse a la Cámara; el mundo está hecho tal desastre, lo hemos dañado tanto, que tenemos que trabajar desde arriba, pero también desde abajo. Pero ciertamente, yo trabajo duro en el desarrollo de nuestro programa para jóvenes, "Roots & Shoots".

¿Cuáles serán hoy sus mensajes clave?

Que aunque hemos dañado su futuro, hay mucho que ellos pueden hacer. Es hora de que nos unamos todos, los mayores y los jóvenes, y empecemos a curar algunas de las heridas que hemos causado.

La protección medioambiental y la biodiversidad son dos temas fundamentales para la conferencia sobre cambio climático que organiza la ONU en Cancún en diciembre. ¿Qué mensaje enviaría a los participantes?

Que una de las cosas más importantes que podemos hacer para frenar el cambio climático, y una de las más eficientes económicamente, es proteger los bosques tropicales. Al talarlos liberamos dióxido de carbono, y después la quema libera más, mientras que el bosque de por sí lo "secuestra".