Puente Angostura, Ciudad Bolivar, Foto de Armando Caicedo

miércoles, 19 de enero de 2011

Te imaginas una Isla totalmente ecológica, construida con los desechos de plásticos del mar.

Has pensado alguna vez, que con todos los desechos de plásticos que existen en el mar, se podría construir una Isla ecológica? Pués si no lo has pensado, te invito a mirar, este proyecto de realizar una Isla totalmente de plástico.


Un paraíso de plástico reciclado



Escrito por Arq.com.mx   
Viernes, 24 de Septiembre de 2010 06:14
En los tiempos de Cristóbal Colón o de Magallanes, añadir nuevos territorios a un mapa podía ser una actividad casi habitual. No obstante, la Tierra, tal como se conoce hoy en día, apenas ha variado en décadas. Esto puede estar a punto de cambiar por obra del estudio holandés de arquitectura WHIM, que planea atentar contra la estabilidad de los mapas del mundo. Como si de un chalet en la playa se tratara, el equipo del estudio se ha embarcado en la construcción de una nueva isla que se levantará a partir de los desechos plásticos que flotan en el mar. Bienvenidos a Recycled Island, la Isla Reciclada.
El propósito de esta titánica obra es doble: por un lado, pretende mejorar la salud del océano al retirar los plásticos que lo contaminan. Por otro, quiere dar a luz a un nuevo hábitat que será capaz de dar cobijo hasta a medio millón de personas, según los responsables del concepto.
Tendrá una extensión de 10.000 km

Aunque aún no se conoce la localización exacta, el proyecto sitúa la isla en el océano Pacífico, donde actualmente se estima que flotan hasta 44.000 toneladas de residuos plásticos. Respecto a su superficie , el proyecto calcula que la isla podría llegar a medir hasta 10.000 kilómetros cuadrados, una extensión parecida a la de la isla de Hawai (EEUU) y unas cinco veces la de Tenerife.

Aunque de momento este paraíso ecológico sólo existe sobre el papel, el responsable del proyecto, el arquitecto Ramon Knoester, espera que las obras de construcción arranquen "en un plazo de dos años". "Queremos que dentro de los próximos cinco años la isla ya tenga un tamaño considerable", explica Knoester a Público.
A pesar de la precisión con la que WHIM describe cómo será la isla cuando esté terminada, la compañía no ofrece detalle alguno de cómo se construirá. De hecho, el estudio está atascado en el primer paso de la construcción de la isla: recopilar los plásticos del mar. "Los residuos están esparcidos en un área muy grande y la mayor parte del plástico está fragmentada en trozos pequeños", lamenta Knoester. "Aún no hemos encontrado la manera más adecuada para recolectar los desechos", añade.
Pero el equipo de Knoester no está solo. En enero de 2010, el estudio recibió una subvención de la Fundación de Arquitectura Holandesa por valor de 7.500 euros para financiar un estudio sobre la recogida de plásticos. "Esta subvención se concedió para aumentar el conocimiento sobre la posible retirada de esta sopa de plástico del océano", precisa a este diario el portavoz de la fundación, Martijn Oskam. No obstante, al preguntar al beneficiario de la beca por los resultados de aquel estudio, Knoester simplemente alega que "no se han publicado las conclusiones".

Al igual que el equipo aún no sabe cómo cosechará los residuos plásticos del mar, tampoco ha logrado decidir cuál será el procedimiento para crear una base sólida sobre la que estructurar su particular edén. "Aún tenemos que trabajar duro en el proyecto, cualquier sugerencia será bien recibida", asegura Knoester.